Presentación de “Ayer La Lluvia” en la Sala Zitarrosa

El lunes 24 de junio de 2013 presentamos “Ayer La Lluvia” en la Sala Zitarrosa de Montevideo.
Fue un evento de características muy especiales, ya que dicho escenario no se emplea para presentar libros. Además, ninguno de los artistas involucrados tenía la popularidad necesaria como para garantizar que el evento no fracasara estrepitosamente.

Comenzamos con el estreno del video clip de “Mirame”, de Nicolás Sánchez en la pantalla gigante:

A continuación,  fue mi turno de salir al escenario y presentar a las bandas, y explicar por qué estábamos ahí, ni más ni menos que en la Sala Zitarrosa, presentando un libro en un contexto tan híbrido.

zit (1b)

No es sencillo. A la fecha, he tenido unas 10 entrevistas en radios que son de recibo en oyentes muy distintos. Necesitaría escribir otro libro para explicar la retroalimentación que existe entre los artistas que se presentan en este festival y “Ayer La Lluvia”. Pero en esta oportunidad, no había mucho que explicar. Todos lo iban a ver en instantes.

zit (1c)

Nadia Costa tuvo la responsabilidad de iniciar el espectáculo. Desafío doble para ella, esa noche estaba teniendo su debut como solista. Había tocado en muchas bandas antes (“El Cardenal Sebastián”, “Sueños”…), pero nunca se había presentado como solista antes. Y el lunes, lo estaba haciendo en la Sala Zitarrosa después de meses de ensayos, y de trabajar día y noche para la difusión del evento.

zit (2)

Su banda estaba conformada por Gabriel Chiesa en batería, Román Impallomeni en bajo, y Rodrigo Abelenda y Rubén Cabrera Bradford en guitarras.

zit (2b)

Nadia comenzó con “Sueños”, canción que ambos consideramos su “himno”. También interpretó “Mintiéndole Al Corazón”, “Por Que Te Vas” y “Extrañándote”.
Y “Lejos de Ti”.
Pese a lo que había dicho en varias entrevistas, me quedé en la Sala cuando la tocó. En ese momento, no sentí la necesidad de apartarme. El evento en sí era complejo, como organizador permanentemente estaba corriendo de un lugar a otro. Me di cuenta de que tenía que disfrutar todo lo que pudiera, en el momento que pudiera hacerlo.

Dos canciones que fueron ensayadas en The Road Studios pero que finalmente se omitieron del set fueron “Mañana” y “No Quiero Cuentos”.

En lo personal, me emocionó mucho “Dos Mundos”, tema que Nadia me dedicó.

Su invitado fue el cantautor Cristián Pazos, con quien interpretó “Es Tiempo de Cambiar”, la composición que los condujera a la victoria en la última edición de la Teletón.

zit (2c)

Y como en todos los eventos, hubo un cover.
En este caso, fue “No Era Cierto” de NTVG. Fue interpretado por Nadia y la banda a modo de bis.
Originalmente, el cover iba a ser “A Las Nueve”. Pero al final, nos decantamos por este tema.

zit (2d)

Luego llegó el segmento literario, con Déborah Eguren acompañada por Quique Rodríguez en guitarra, supliendo a nuestro queridísimo Mauricio Trimani quien se lesionó a días del espectáculo.

Zit (3a)

La lectura giró en torno a los textos añadidos a la edición digital de “Ayer La Lluvia”; Déborah interpretó “Dos Mundos”, y lo concatenó con “El Estado de los Opuestos” (texto que finalmente decidí no incluir en el ebook, pero que no podía faltar esa noche en el repertorio de Déborah).
Asimismo, Déborah y Quique musicalizaron varios poemas de “Once”. “Corazones de Arena” fue uno de los que más gusto, y una versión en clave de tango de “Ella En Colores” (conmemorando el cumpleaños de Carlos Gardel) tuvo también una excelente acogida.

Zit (3b)

El final de show vino dado por la participación de Nicolás Sánchez y su banda: Bruno Leites en batería, Carlos Silva en bajo, y Pablo Fernández Villagrán  y Miguel Larrosa en guitarras.

nicolas sanchez sala zitarrosa

Todos los mejores temas de “Temporales” estuvieron presentes esa noche: “Lejos”, “Una Parte”, “Matá El Silencio”… Nico no estaba bien de la garganta, y eso le dio a su voz una dureza que le sentó de maravilla a las canciones.

zit (4b)

El invitado de Nicolás esa noche era Fede Graña…

zit (4c)

Fede faltó, y hubo que suplirlo. ¿Qué íbamos a hacer?
Fue un momento muy simpático, y Nicolás me cumplió el sueño de tocar con una banda en un escenario.
En la Zitarrosa.
No sé si Nicolás hacía estas locuras antes de conocerme.
No tengo idea.
Pero ojala que no deje de hacerlas nunca.

zit (5)

Al final, estábamos todos extenuados. Pero muy felices. Sicológicamente, tocar en un escenario como la Sala Zitarrosa tiene una carga indescriptible.
Cuando fuimos con Nadia unos tres meses atrás a reconocerla, no nos había parecido tan grande.
Pero ese lunes lo fue, ese lunes fue enorme. Ustedes lo hicieron enorme, las casi 200 personas que asistieron esa noche. Familia, amigos, muchísima gente que no nos conocía y que decidió acercarse porque nuestra propuesta le pareció copada, a pesar de que era un lunes, y que era fin de mes…

Todo salió espléndido cuando perfectamente podría haber sido un fiasco.
Pienso que la interpretación de lo que paso el lunes es sencilla: las cosas no hay que decirlas, hay que hacerlas. Porque al hacerlas, se dicen solas.
No nos quejemos de que los jóvenes no leen. Si pensamos que eso es un problema, hagamos algo para cambiar esa realidad. Pero no hablemos más de eso, hagamos algo.
Y no sirve presentar libros en los mismos lugares de siempre, ante 40 o 50 personas que son en la mayoría amigos o familia. Hay que pensarlo en términos más masivos, hacer una convocatoria que lleve público, no conocidos.
A mi se me ocurrió esto, un evento en uno de los mejores lugares donde se puede presentar un artista en Uruguay, y regalar el libro con la entrada. Y subirlo gratis a Internet, para que todo el mundo viera de qué se trataba.
Mejor dicho, mi historia de vida me condujo a esto. Lo dije al principio, hay cosas que me cuesta mucho explicar.
Solo puedo demostrarlas con mis acciones.
Ya sé que hay gente planeando eventos similares, en escenarios como la Sala Zitarrosa, y con ésta misma magnitud. Misión cumplida en ese sentido.
Para todos los involucrados, esto era el final de muchísimas cosas, y el comienzo de un par.
Terminó siendo el comienzo de más cosas de las que nos imaginábamos.

FOTOGRAFÍA: Federico Meneses (Cooltivarte.com) y Sofía González.