LOCOS

locos

LOCOS

Ese hombre con calaveras en sus ojos bailaba desde nosotros. Respiraba el mismo hielo que respirábamos. Atravesaba las mismas imágenes que nos bañaban como un adiós perdido en un tiempo posterior a todo. Gesticulaba como la muerte misma, transpiraba la cruz de una sangre que cambiaba el olvido.

Lo vitoreábamos para que se golpeara la cabeza contra todos nuestros esquemas, y su cráneo parecía poder romperse indefinidamente.

Caía al piso y se levantaba con lo que le quedaba del alma hecha una ciénaga de odio. Y gritaba,  y gritaba y gritaba hasta que sus lágrimas eran un aullido tan grande que nadie podría imaginarse cuándo ni cómo terminaría ese desdén.

Entonces nos carcajeábamos, y le escupíamos mujeres rotas. Y seguíamos dándole ánimos para que bailara de forma cada vez más endemoniada, cada vez más igual a nosotros.
Cada vez más.
Cada vez.

Éramos todos culpables. Pero algunos éramos más culpables que otros. Ahora todos lo sabemos. Pero solo yo nací con esto.
¿Eso dónde los deja a ustedes?
¿Eso dónde lo deja a él?
No sé.
Él ya no habla.

NOTAS:

*Como señala la Poeta Déborah Eguren en su prólogo para “Ayer La Lluvia”, este micro-cuento constituye el intervalo más radical del libro.
“Locos” trata sobre el amor por el odio, y tiene muchos puntos de contacto con los poemas de las últimas secciones de “Ten”, donde los protagonistas asumen que sus sueños están siendo vilipendiados por los demás, cuando en realidad ellos mismos se colocaron en esa posición al haber partido de ideales erróneos.
Y llega un punto en que la negatividad los engrandece, y el deseo de causar daño sustituye al deseo de dar amor, probablemente porque se convierte en la única experiencia humana que pueden compartir.
Parafraseando a Chesterton, el problema cuando uno deja de creer en aquello que realmente le importaba es que empieza a creer en cualquier cosa.

*Musicalmente, cuando escribí “Locos” fue cuando más escuchaba el disco “Gold” de Ryan Admas.

Y también, el brillante disco solista de Paul Weller “Stanley Road”:

 

Descarga libre de “Ayer La Lluvia” (Libro y CD)