EL ESTADO DE LOS OPUESTOS

el estado de

EL ESTADO DE LOS OPUESTOS

Tus mariposas incandescentes. Mis jardines rutinarios.
Tus motivos preferidos. Mis excusas refinadas, perfectamente restringidas.
Tus razones amables. Mis reflejos culpables.

Vos no me dijiste que todo podía cambiar en aquella tormenta de revelaciones lastimadas.

Tus remordimientos. Mis recompensas. Tus sueños, tus dueños. Tus restos. Tu salvación. Mis silencios que después fueron tuyos. Mi futuro en una fuente de anhelos que se quedó sin su alimento.

Vos no me dijiste que todo podía cambiar.

Aquel viaje.
Tus acantilados de verano. Mis playas repletas de labios.
Tu rabia. Mi aburrimiento. Tu aburrimiento. Tu felicidad. Mi odio.

Vos no me dijiste.

Tu vida en mil pedazos.
Mi vida en mil pedazos.
Y nos quisimos más que nunca.

 

NOTAS

*”El Estado de los Opuestos” integra la partida de micro-cuentos que escribí inmediatamente después de presentarle el borrador de “Ayer La Lluvia” a la editora Carmen Galusso.
Los otros textos que componen ese grupo son “Andrea”, “Temporales”, “Dos Mundos” y “Silencio de Radio”.
“Andrea” finalmente sería incluido en el libro, mientras que “Temporales” y “Dos Mundos” se adicionarían la edición española de “Ayer La Lluvia”. “Silencio de Radio” pasa a ser el único que permanece inédito.

*Si bien nunca antes había compartido este texto, “El Estado de los Opuestos” fue recitado por Déborah Eguren en la presentación del libro en la Sala Zitarrosa (24 de junio de 2013). Quique Rodríguez la acompañó en guitarra esa noche.

Fiel a su estilo, Déborah realizó algunas modificaciones para imprimirle mayor dinamismo a la composición en el plano oral.

En aquella época, yo apenas hablaba en el escenario – la música de mis amigos era la encargada de portar los mensajes en cada evento.  Y mucho menos me animaba a leer textos en vivo. Eso cambiaría pronta, y en la gira de verano empecé a desenvolverme con otra soltura.
Y dado que leí “El Estado de los Opuestos” en el encuentro musical y literario con Nefta y Melany Martínez en Tundra Bar el mes pasado, hoy decido compartir la versión original del texto con ustedes.