Despedida de la Campaña del Juguete

Saber que la Campaña del Juguete 2018 iba a ser la última me incentivó a realizar un esfuerzo aún mayor que en las ediciones anteriores para su concreción. Fue así que además de invitar a músicos del calibre de Tito Fargo y Abril Sosa para un show conjunto en Bluzz Live, su cierre vino acompañado de una clínica de guitarra en la Sala Mario Benedetti, dictada por el mismo Tito Fargo.

Todos los eventos que involucran la presencia de artistas extranjeros son complejos, pero el cierre de la Campaña Del Juguete 2018 fue complicado en demasía porque a una semana de la fecha se anunció un cierre de fronteras aéreas y marítimas debido a la cumbre del G20. Si bien nunca dudé que las actividades se llevarían a cabo, si temí que Abril o Tito no pudieran estar presentes en las fechas programadas en un principio. Eso hizo que buscara una banda local a la cual recurrir como soporte llegado el caso.

Por una de esas increíbles coincidencias (o no – ya lo decía Cerati, “nada es casualidad”) tan solo un par de días antes había conversado con Lucas Cary, quien acababa de fundar una nueva banda de pop-rock, con un EP homónimo a punto de ser editado: Ángel.

Eventualmente, lo que ocurrió fue que a pesar de que tanto Tito como Abril pudieron venir a Uruguay como estaba planificado, sumé a Ángel al evento.

De esa manera, en el concierto en Bluzz Live terminé acompañado tanto por Abril Sosa como por Lucas Cary – dos personas que ya habían estado presentes en muchas de las principales instancias de este ciclo (Lucas había debutado en la primera Campaña Del Juguete en 2013 con Buentiempo; el show en Bluzz Live supuso también el debut en vivo de Ángel).

Como banda, Ángel fue co-fundada por Pablo Fraga (ex-guitarrista de La Mala Lengua). Su formación incluye asimismo a Joaquín González (quien fuera el bajista de Buentiempo) y al baterista Franco Serra, integrante también de NME – otra banda joven con una propuesta pop sumamente decorosa.

La clínica de guitarra de Tito Fargo (“Clínica de Guitarras Alteradas”) resultó una hermosa ocasión de encuentro, donde músicos de generaciones muy distintas se congregaron a intercambiar conceptos y experiencias.

Algunas instantáneas captadas por el fotógrafo Damián Vidal:

Respecto al evento en Bluzz Live no tengo más que palabras de agradecimiento para todas las personas involucradas – desde Mauro y Leo que por segundo año nos permitieron utilizar las instalaciones de modo gratuito, a todo el personal técnico tanto de la sala como de La Zapada, como así también al equipo de filmación, y a los fotógrafos que nos acompañaron.

Y ni hablar de los músicos, que brindaron un espectáculo superlativo. Pronto vamos a compartir videos del arte desplegado esa noche sobre el escenario. De momento, éstas son algunas fotografías registradas por Natalia Rovira:

Así fue el cierre de la quinta Campaña del Juguete, y de toda la primera etapa de este ciclo que tantas alegrías nos brindó a quienes estuvimos involucrados. Ahora, la Campaña del Juguete entra en un receso, y yo me embarco en una nueva serie de eventos a beneficio de escuelas, los cuales tendrán como propósito la recolección de libros infantiles para la creación de bibliotecas.

Esto no significa que no habrá más campañas del juguete. Todo lo contrario; voy a seguir realizando conciertos a beneficio de hospitales, porque es inconcebible que los niños no tengan sus obsequios en Navidad. De hecho, ya planifiqué un evento para el 2019, con tres artistas excelentes, incluyendo uno de los músicos fundacionales del rock en nuestro país. Pero se trata de una actividad puntual.

Y esa va a ser la nueva dinámica, hasta que comience a realizar varios espectáculos por año, como lo venía haciendo hasta ahora. Estimo que eso ocurrirá en 2021 o 2022, momento en el cual planifico realizar conciertos con músicos no solo de Uruguay y Argentina sino también de Europa y de Estados Unidos. Este año de hecho estuve cerquísima de traer a Soul Asylum a Montevideo. Y hoy mismo comencé a enviar cartas a sellos discográficos, para establecer vínculos lo más tangibles y reales posibles.

Así que, gracias infinitas a todos los que han hecho posible este ciclo que culmina, y a quienes alimentan el que vendrá, con su tiempo, ilusiones y energías.

Como cantaba Pearl Jam, goodbye… for now.