Despedida de “Ayer La Lluvia” en Sala Zitarrosa (con Cuentos Borgeanos, Nico Sánchez, Control Z y Puzzle)

Despedida de “Ayer La Lluvia” en Sala Zitarrosa (con Cuentos Borgeanos, Nico Sánchez, Control Z y Puzzle)

La despedida de Ayer La Lluvia tuvo lugar en el escenario donde todo comenzó hace un año: la Sala Zitarrosa de Montevideo.

Se trató de una actuación a beneficio del Hospital Pereira Rossell. No se cobró entrada, se accedía al evento donando un juguete. Y las primeras 200 personas en concurrir se hicieron acreedoras de un ejemplar del CD Ayer La Lluvia, editado con la anuencia del Sr. Luis Marcelo Pérez (conductor de El Mural, programa periodístico emitido por Radio Uruguay).

Replicando el esquema original, esa noche teníamos un artista debutante en la grilla: Puzzle. La banda integrada por Matías de los Reyes (voz), Pablo Nicolás Nion (batería), Chapa Suárez (guitarra) y Waldo Melgar (bajo) interpretó seis temas, incluyendo los dos que integran el disco “Ayer La Lluvia” (“Aro De Luz” y “Bailemos”) y un cover de Héroes del Silencio (“Maldito Duende”) .

(Foto: Federico Meneses)

(Foto: Federico Meneses)

El escenario pasó a ser comandado por Control Z (Agustín Ferreyra, Francisco Romero y Teo Balbi), quienes le inyectaron una buena dosis de frescura al show, tanto por su energía como por la puesta en escena para la canción con la cual cerraron su segmento (“Solo En Verano”, de su último EP).

(Foto: Federico Meneses)

(Foto: Federico Meneses)

Nico Sánchez se presentó entonces, repitiendo su participación en nuestra primera Sala Zitarrosa, y actuando en representación de todos los artistas que pasaron por los escenarios anteriores.

(Foto: Sofía González)

(Foto: Sofía González)

 

(Foto: Vanessa Di Matteo)

(Foto: Vanessa Di Matteo)

En esta oportunidad, la banda estaba constituida por Bruno Leites (batería), Miguel Larrosa y Nicolás González (guitarras) y Thiago Larbanois (bajo).

Y claro. El invitado. (Que esta vez se invitó solito).

(Foto: Claudia Rivero)

(Foto: Claudia Rivero)

Pobre Nico.

(Fíjense lo que digo sobre él en esta nota que nos hicieron los colegas de La Posta en el hotel AK Design, en la antesala del evento. Y lo que acota Abril de inmediato. Minuto 1:20)

El cierre de la noche (y del ciclo) correspondió a Cuentos Borgeanos, quienes acudieron desde Argentina de modo totalmente gratuito y desinteresado. La lista de temas estaba estructurada en torno a “Postales”, su nuevo disco (editado por Sony Music hace un mes). Pero también hubo lugar para sus temas más reconocibles como “Eternidad” y “Felicidades”, junto a una versión en solitario de “Te Verde” que (parafraseando a Dylan) fue como el infinito en movimiento.

(Foto: Vanessa Di Matteo)

(Foto: Claudia Rivero)

 

(Foto: Federico Meneses)

(Foto: Federico Meneses)

Además de brindar un discurso entre las actuaciones de Puzzle y Control Z (y “engalanar” el set de Nico), tuve la alegría de leer un texto inédito junto a Abril Sosa, en el preludio de Cuentos Borgeanos: “Qué Color Tiene La Lluvia” .

(Foto: Claudia Rivero)

(Foto: Claudia Rivero)

La decisión fue tomada la noche anterior, cuando cenábamos todos luego de una entrevista muy disfrutable en el programa de Demian Caula (Emisora del Sur). La composición de ese texto fue lo que me motivó a desvincularme de la escritura. Y (como señaló Abril), se trataba del evento despedida del libro. Era el momento idóneo para leerlo.

(Foto: Claudia Rivero)

(Foto: Claudia Rivero)

En lo personal, fue uno de los puntos álgidos del ciclo. Fue un momento particularmente intenso, en especial después de la payasada de la pandereta que había ocurrido tan solo unos minutos antes. Esa contraposición de climas define “Ayer La Lluvia” como texto, y el hecho de que también se haya transvasado a las presentaciones en vivo me resulta muy gratificante.

Y de este modo, despedimos Ayer La Lluvia. A lo largo de 17 eventos distintos, el libro (y luego el disco) fueron presentados por todo el país, con artistas emergentes y debutantes, y músicos con trayectoria probada que aún viven los hechos artísticos como si fuera el primer día.

Sigo asimilando la experiencia, y en breve publicaré varias reflexiones sobre lo que ha sido el ciclo.

Pero hay algo de lo que hoy ya estoy plenamente seguro. Y hago propias las palabras de El Sabalero.

“Qué lindo haberlo vivido para poder contarlo”.

(Foto: Federico Meneses)

(Foto: Federico Meneses)